Seguridad Alimentaria/Informe anual del Plan Nacional de Control Oficial de la Cadena Alimentaria en España/Informe anual del sistema de control de establecimientos alimentarios y alimentos de 2020

Informe anual del sistema de control de establecimientos alimentarios y alimentos de 2020

 

El Plan Nacional de Control Oficial de la Cadena Alimentaria (PNCOCA) 2016-2020 describe la organización y ejecución del control oficial por las distintas autoridades competentes a nivel estatal, autonómico y local, a fin de garantizar el cumplimiento de la legislación a lo largo de toda la cadena alimentaria.  

El presente informe anual, correspondiente al año 2020, incluye los resultados de los controles oficiales realizados en las fases posteriores a la producción primaria en establecimientos alimentarios y alimentos, producidos o comercializados en el mercado intracomunitario, con repercusiones en seguridad alimentaria, de acuerdo a lo descrito previamente en el PNCOCA.

Todas las autoridades competentes han trabajado de manera coordinada en la recogida de información acerca de los controles oficiales para la elaboración del presente informe.

En el informe anual de este año hay que hacer especial mención a la situación generada por la pandemia  por la COVID-19 y el estado de alarma decretado en España el 14 de marzo de 2020, que ha provocado una situación excepcional que ha afectado al trabajo de los servicios de control oficial, por circunstancias derivadas de dicha situación, como son la reducción de plantilla por incapacidad temporal de los inspectores o con permisos para atender a menores o mayores, cambios en la modalidad de trabajo presencial, redistribución de efectivos para atender a la emergencia sanitaria provocada por la COVID-19 y dificultad para obtener equipos de protección y medios para el teletrabajo necesarios para poder desarrollar las tareas.

Esta situación hizo que se priorizaran las tareas más relevantes como los controles oficiales presenciales en los mataderos, lonjas y otros establecimientos de productos de origen animal, las actuaciones de autorización de establecimientos y las motivados por alertas, denuncias o las tareas derivadas de una investigación de brote de enfermedad de transmisión alimentaria. Se introdujo en muchos casos el seguimiento telemático de algunas de las actuaciones de control.

Las actuaciones de inspección de establecimientos alimentarios se vieron reducidas en una primera etapa del periodo de pandemia, pero progresivamente se fue reajustando y reiniciando la actividad. Asimismo, la actividad de toma de muestras y análisis de alimentos también se ha visto disminuida, dado que además de los motivos mencionados anteriormente los laboratorios sufrieron una detención en su actividad durante el estado de alarma y se redirigieron muchos de sus recursos humanos y materiales al procesado de muestras de pacientes sospechosos de padecer la COVID-19.

El Informe Anual en líneas generales desarrolla los siguientes apartados:

De acuerdo con el Artículo 18 de la Ley 17/2011 de seguridad alimentaria y nutrición, el informe anual de la ejecución del Plan Nacional de Control Oficial de la Cadena Alimentaria es remitido a las Cortes Generales, a los efectos de información y control y se pone a disposición del público a través de la página Web de AESAN.